fbtwin

LOS LAZOS QUE NOS UNEN

Los lazos que nos unenLos lazos que nos unen

Un nudo es un lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se pueda soltar “por si solo”, y que cuanto más se tira por cualquiera de los dos extremos, más (se) aprieta.

Da igual que hablemos de amor, de amistad, de familia. Todas las relaciones en esta vida que consiguen estrechar lazos (sin nudos que aprieten) suelen basarse en una intercomuncicación en la que se comparten en ambos sentidos, emociones, gustos, ideas, aficiones…desde una voluntad amable, libre, abierta, generosa, empática, no posesiva ni directiva.

Cuando una persona dice sentirse “atada”, “manipulada” “ahogada” “bloqueada” está expresando verbalmente las ataduras que ha generado en su cuerpo emocional, que nos crean un gran dolor y nos impiden avanzar.

Es imprescindible que busquemos dentro de nosotros las respuestas a un funcionamiento mas saludable en nuestros núcleos relacionales. Podemos elegir ser insolentes o amables. Constructivos o destructivos. Optimistas o pesimistas. Altruistas o egoístas. Comprensivos o intolerantes. Trabajando sobre ello. Cultivándolo. Observando y aprendiendo de los errores. Cuestionando nuestras creencias más limitantes. Elevando nuestros valores y actitudes.

Retomar, revivir y fortalecer lazos que promuevan la cohesión a través de expresiones genuinas de amor y aceptación, de respeto a nuestras diferencias individuales, a nuestra capacidad de elegir libremente en cada momento y situación. Porque nos nutren, nos construyen, nos hacen re-encontrarnos y nos permiten desarrollarnos y crecer en todas las maneras posibles cuantas veces sea necesario.

No creo en los lazos que limitan y acordonan. Creo en los lazos que facilitan y permiten. Los lazos más fuertes, son sin nudos.

Ilustración: Severi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *