fbtwin

VIAJAR

Viajar

Viajar

¿Dispones de un lugar seguro que te permita viajar a él y ampararte durante unos segundos del dolor, hasta recuperar cierta calma, cada vez que los vientos de la vida te golpean? Te invito a que lo construyas mentalmente durante unos segundos, basándote en una experiencia muy placentera.

No importa su ubicación, tamaño o forma, siempre y cuando nos permita conectar con esa sensación de abrigo, de calidez, de descanso… de comprensión y aceptación de todas esas partes que están dentro de nosotros.

Puede tratarse de una cabaña familiar en medio del campo. De un refugio de alta montaña que nos proporcione bienestar. De un rincón acogedor escondido dentro de nosotros. De una mano amiga. De esa vivencia inolvidable en cualquier paraíso perdido. Del olor evocador de un instante muy satisfactorio. De una canción agradable. De ese abrazo que más nos abraza…

¿Ya lo tienes?… ahora retenlo. Guárdalo en tu memoria. Y evócalo cuantas veces sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *